en Uncategorized

Hello CSS world!

Pues tras mucho tiempo de pretender, divagar, soñar y platicar… por fin he decidido pasar del dicho al hecho a pesar de haber mucho trecho. Y como no quiero poner por escusa que si no tiene diseño, que si es muy triste que un profesional del medio saque un WP sin siquiera skinearlo mínimamente, que si tal y cual… pues nada, al ajo.

Si os parece para no daros la brasa ya desde el primer día con teorías y buenas prácticas del diseño web con estándares os contaré alguna chorrada. Por ejemplo que el nombre de esta web no es porque sí, ni tampoco una fanfarronada del autor ( yo en este caso ), sino que tiene su pequeña anécdota y sobre todo que está dedicado a la persona que me enseñó mis primeros tags html… Resulta que un día hablando con un cliente de un tema de maquetación, se refirió a mi amigo Walter como el cesar de la maquetación, y ni corto ni perezoso yo se lo solté a Walter y nos escojonamos juntos. Perdón, nos desternillamos juntos, que hay que ser correcto en los medios públicos. Como estábamos en el chat yo le escribí “eres el CSSar” y de ahí vino todo. Sí, lo se, es una chorrada, pero ya os había advertido. Mi conciencia está tranquila.

Como habréis imaginado, este blog va de CSS. Menuda cosa, diréis. Pues sí, la verdad que mirado de esa manera casi mejor que cerramos el chiringuito y nos volvemos pa(ra) casa. Lo cierto, es que este blog va de algo más que CSS, incluso algo más que estándares web, código estructural o marcado semántico. No, no os voy a contar más anécdotas, tranquilos, bueno, lo mismo se me cuela alguna.

Este espacio lo quiero dedicar a métodos y análisis. A cómo organizar bien nuestros códigos, nuestro trabajo y sobre todo a cómo enfocar un problema determinado en función de los requisitos del diseño. No hay una sóla solución para cada problema. Lo que intentaré trasmitiros aquí son las pautas para que elijáis el método más adecuado.

Yo distingo entre dos tipos de marcado, el del “escultor” y el del “ingeniero”. El primero es muy creativo, comienza tomando el material puro, el pedrusco de granito, y a base de martillazos le comienza a dar forma. El segundo se sienta, analiza friamente el boceto e imagina la estructura de su obra, corrige mentalmente y lo plasma en un plano. Mientras el primero ha dejado todo el suelo lleno de desechos de código sobrante, el segundo ha decidido que de esos desechos puede sacar el material suficiente para crear la misma obra, pero más liviana y con menor coste de construcción, de traslado del taller (servidor) a las exposiciones (cliente) y que además podrá reciclar el año que viene para hacer otra obra.

Os imagináis la Estatua de la Libertad modelada y vaciada a golpe de cincel?

Bien, pues esa es la finalidad de este blog, mostraros como ahorraros tiempo y disgustos intentando maquetar una web.

Nos leemos…

Deja tu comentario

Comentario

  1. Hola a todos.

    Me gustaría que se viera este sitio como camino de aprendizaje al buen diseño web para todos los que han entendido que la semántica, los estándares y la corrección del código html son factores esenciales a la hora de crear un sitio como toca.

    El querer aprender a hacer sitios bien, es para mí la mejor definición de ser o no Cssar.